Síguenos:




Número 27 - Septiembre de 2011  

Estilario
Raúl Trujillo
Exclusivo para UC desde Buenos Aires
 

María Teresa Mesa

Claramente podemos reconocer en el estilo que eligió María Teresa su sensibilidad femenina, y no sólo al vestir. Tengo el gusto de conocer, bueno, mejor, de haber sido entrevistado por esta experta en estilos que desde la tele representa otra arista del complejo sistema que conocemos como moda, los medios.

Volvamos al estilo y a las piezas coordinadas dúo-tono que componen el outfit de esta uniformada versión de pin-up; puede que no sean los códigos habituales de lo sexy que reconocemos pero de nuevo aparece la expresión infantil y lúdica con algo de spicy —picante— tan característico de las chicas de hoy. La camisa blanca de popelina —tejido plano en algodón 100% o mezclada con un poco de elastómeros, que nuestras textileras locales elaboran de la mejor calidad— recrea a la perfección un uniforme de algún colegio de tradición, una imagen fetiche del cómic y el anime. Femeninas sus mangas bombachas y los cortes princesa que la entallan al cuerpo, masculino el estricto botonado y el moño a modo de corbatín o pajarita. El atuendo femenino se ajusta al estrico andrógino, al estilo de impúber varón.

Pero esta pin-up no es retro, es un poco futurista y con una fuerza minimal. Las líneas orgánicas que dibujan los botines al ascender por el tobillo se hacen aerodinámicas y delinean las piernas esbeltas que con orgullo luce María Teresa, con su micromini. Minimal tal vez por ese halo cenizo agrisado —de lo mejor que dejó la Bauhaus— que hace de todo el traje un conjunto, algo que poco vemos y sólo nos es habitual en el mundo laboral. La monocromía y la coordinación en tiempos de díscola yuxtaposición puede de nuevo ser centro de atención por mera oposición. Hay una línea roja que dibuja una sonrisa y en conjunto podríamos encontrar un clásico del manga en una versión local. UC

 


María Teresa Mesa
es comunicadora social y periodista