Síguenos:




Número 05 - Septiembre de 2009   

Artículos
Tres poemas
Rubén Vélez

 

QUÉ OBSCENO ES SOBREVIVIR
( Cine Metro )

El hombre del bastón: Joven, disculpe, ¿puedo hacerle una pregunta?
El hombre del lápiz: Me la acaba de hacer.
El hombre del bastón: ¿Cuánto?
El hombre del lápiz: ¿Me creería si le dijera que sólo he venido a ver?
El hombre del bastón: Cuánto por sentarse a mi lado. No me gusta ver cine a solas.
El hombre del lápiz: ¿Quiere que le ayude a encontrar una butaca con compañía a diestra y siniestra? Lo hago bien como acomodador.
El hombre del bastón: ¿Por qué me saca el cuerpo?
¿Basta un simple bastón para convertir a un viejo del montón en un viejo asqueroso?
El hombre del lápiz: Ya va a comenzar la película…
El hombre del bastón: Y el revoloteo de los asquerosos con o sin bastón… Joven, ¡eso sí es cine!, ¡eso sí es vida!

BENDITA SEA
LA CALLE ZEA

Porque nos ofrece cinco oportunidades
Para pasarla bien.
"Bachué", "Candó", "Gales",
"Marriot" y "Yucatán".
Cinco pensiones de mala muerte,
Que son las únicas que casan
Con nuestro anémico amor.

En realidad son seis.
Pero en la que se llama "Fuente de mar"
Pienso revolcarme con tu sombra,
Y sólo con ella,
Para que mi espejo kantiano no me trate de sinvergüenza, Sino de romántico.

LUGARES QUE SON LUNARES

¿En dónde vivirán los autores de las guías de imprescindible lectura de Medellín?
Hablan de una ciudad que yo desconozco.
Ni una sola palabra sobre sitios tan vivos como "El Machete", "La Fuente Azul", el Parque del Periodista, la calle Barbacoas…
¿Cómo se las van a arreglar las nuevas generaciones para dar con el camino a veces necesario de la perdición?