Síguenos:




Número 15 - Agosto de 2010   

Editorial

Chao Pescao
Camilo Jíménez - Eduardo Escobar - Gustavo Gómez - F.V.C.

 

Chao pescaoFueron ocho (8) años de un gobierno malaclase, regañón, intransigente, buscapleitos, anticuado y socarrón. Claro, se le podrían enganchar otras acusaciones que rondan por ahí, pero de esas tendríamos que allegar pruebas que no tenemos, y acusándolo indebidamente terminaríamos pareciéndonos a él, que es lo que menos deseamos.
De todo lo anterior lo que nos emociona ahora es la palabra FUERON; por eso invitamos a distintos personajes para... para no, mejor a... a despedir, cada uno a su manera, al presidente Uribe. Este es pues un editorial a varias manos y varias cabezas, sin que con ello queramos aludir a una fosa común ni mucho menos 


Adiós antipático

Al fin digo chao al ex presidente colérico,
que dejó el país un poco muy zurumbático.
Acepto la invitación encantado, prosódico,
de desquitarme con ese maldito gaznápiro.

Algunos paisanos lo ven como un héroe,
el Mesías que liberó a la república.
Me pregunto cómo les cabe en la téstula
una idea tan tonta y tan rústica.

El sujeto de marras no es más que un testículo,
un pobre mandón energúmeno,
un tirano en disfraz de demócrata,
un lobo en la piel de una ovéjula.

Pido perdón por el pasado versículo:
sé que la palabra no viene en esdrújulo.
Pero es que me hierve la sangre ese estúpido
y pierdo sin más mi camino poético.

Me quedan faltando unas cuantas metáforas
que le hagan justicia al señor del Ubérrimo.
Pero el tipo, su historia y currículo
me saben a mierda en mi fuero más íntimo.

Camilo Jíménez   





BOGOTA 20 AGTO 2010

Ex – pte. Felices vacaciones.
Infelices noticias.
Santos reúnese con Chávez.
Tienen relaciones.
Santos abraza Cortes.
Habrase visto.
Vargas Lleras Min. Interior. Min. Traidor.
Corte tumba bases EE.UU.
Soberana estupidez.
J.O. Gaviria mudo ante fiscalía.
Prudencia suma.
Edmundo del Castillo responde a Fiscalía.
Dijob (sic) yo no fui.
Refundan la patria.
Ocho años son muy poco.

Saludos. F.V.C.  
 

 

 Chao Pescao
REPÚBLICA DE COLOMBIA
MINISTERIO DEL INTERIOR Y DE JUSTICIA
DECRETO NÚMERO 001 DE 2010

Por medio del cual se reasignan funciones políticas y ciudadanas a los ex presidentes de origen liberal
afectos al Partido de la U.

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
DE COLOMBIA

En ejercicio de las atribuciones que le otorga la Constitución Política, en concordancia con la ley de Perdón y (mucho) Olvido.

CONSIDERANDO

Que el doctor Álvaro Uribe Vélez hizo, aunque sin resultado, todo lo humanamente posible por aferrarse
al poder y no dejarse defenestrar.
Que se agota la pila atómica de José Obdulio Gaviria.
Que hasta Armando Benedetti descubrió que el país es una hacienda con mucha maleza y dos o tres bacrim ocultas entre el king grass.
Que están a punto de 'reventarse' todos los funcionarios del DAS que daban más 'chuzo' que Cáceres en su publicidad política.
Que Andrés Felipe no le pudo dar en la jeta a ningún político mechudo.
Que Santos les nombró la madre a los paisas, pero nada más les nombró.
Que no hay cómo crear más notarías y los muchachos tienen zona franca.
Que Daniel Coronell sigue activado.
Que Andrés Uriel pavimentó medio país a punta de paja.
Que hay tanto uribista falso, pero positivo.
Que doña Lina estaba cansada de no ir a cine haciendo fila.
Que con twitter se le puede casar pelea a todo el mundo.

DECRETA

ARTÍCULO ÚNICO:

Que Álvaro Uribe Vélez se vaya directo al
Oriente Medio a complicar más la cosa y que,
después de emberracar a turcos con árabes y judíos, regrese para lanzarse a la presidencia
de la Guyana Esequiba, territorio reclamado por el coronel Chávez para completar su
rinoceronte bolivariano.

Gustavo Gómez   

     


Hasta lueguito, Álvaro

Álvaro: a estas horas estará olvidando que fue el presidente de una locura llamada Colombia, y el Solio de Bolívar será apenas un recuerdo del cuerpo magullado. Usted es jinete y sabe a que saben esos dolorosos recuerdos del cuerpo. Ahora le llegó la hora de filosofar. El honor es mejor que el sufrimiento para la tarea y usted se va cargado
de honores.

Ahora pienso que su carácter altanero a veces y a veces humilde con la humildad de los soberbios, lo que mejor hizo fue llevar este país a los límites de su capacidad para el delirio. No puedo explicar de otro modo que haya sido comparado con Alejandro el Grande, con Bolívar, con Kerenski y con Churchill, siendo abstemio. Aproveche ahora la soledad, la soledad auténtica que no es la soledad del poder para reflexionar cómo pudo suceder eso. Quizás descubra que los peores enemigos del alma son los mismos amigos que nos adulan, porque nos
conducen a las ofuscaciones del orgullo. Pero pregúntese sobre todo por qué hizo del poder el centro de su vida, habiendo otras cosas más gratas, difíciles y prometedoras. Deberíamos aprender, más que a perdonar a nuestros enemigos, a apreciarlos. Ellos nos ven mejor que los amigos que nos halagan. Los enemigos nos quieren de otra manera.

Quiero olvidar las realizaciones, la gratitud de los colombianos expresada de tantas maneras fue suficiente. Y olvidar lo que faltó por hacer de aquellos famosos cien puntos de su programa. Todos pusimos esperanzas en eso. ¿Se acuerda? Pero dos períodos presidenciales no bastan para
remendar un país maltrecho como el que recibió, ni basta una vida para realizar los sueños de la vida. Sé por qué se lo digo. Soy
más viejo que usted.

Me gustaría desearle el descanso después de la locura de la acción que es locura siempre aunque parezca razonable. Pero sería inútil. Usted no puede descansar. Descansar es un arte que los Uribe no dominan. Madre era Uribe, Puerta Uribe de Salgar, y me decía que Uribe es una enfermedad, no un apellido. Ella tampoco descansaba. Hasta dormida echaba cuentas y daba consejos que nadie atendía y regañaba y rezaba. Una vez estuve con un tío suyo en una clínica de reposo después de una crisis de iniciación chamánica. Y se levantaba a las tres de la mañana al ordeño.
 

Lo seguro es que en el futuro lo veremos aclarando cosas, revolviendo roñas. Su espíritu es misionero. Eso es bueno. Muy de las gentes de su pueblo. Algunos critican su genio levantisco. Pero la gente en contravía es más interesante sobre todo en un país habituado a disimular y a decir cosas a medias, sobre todo en esos cocteles bogotanos… Siga dándoles duro. Si no los reforma les dará tema para seguir charlando con el vaso en la mano mientras el fotógrafo de Cromos dispara. Eso es caritativo.

Ahora filosofe. Le servirá para enfrentar lo que sigue. Los paladines del desorden están dolidos por los sustos mortales que les pegó a Tirofijo y a Reyes, Napoleón de los rastrojos. Y aprovecharán la vulnerabilidad de la vida corriente para cobrárselo. La diplomacia de los incendiarios, conocemos sus nombres y sus caras, está en movimiento. Pero usted es hueso duro de roer. Y cuenta con el apoyo de muchos. 

Todo es vanidad. El mundo es irredimible. No lo lamente. Muchos esperamos que purificara el país. Fue una injusticia con usted cargarle ese deber colectivo. Nadie puede mitigar este purgatorio de amarguras que si acaso se deja airear las letrinas. Es cierto que usted dejó otro aire, espacios más claros para vivir, pero el mundo es irredimible y sobre todo por esta punta no se deja domesticar, por esta punta donde prospera la piraña, y plagada de abogados espinosos corriendo por todas partes con sus maletines llenos de trampas montadas.

Me dan ganas de despedirme con un hasta lueguito. Pero dejemos ser a las cosas. De todos modos hará falta. Su talante combatiente le dio un sabor y un tono a las rutinas de este país de círculos viciosos. Más bien le mando un abrazo. Y que descanse. Y filosofe. Aunque eso no sirve para más que para redondear las decepciones. 

 

Eduardo Escobar  

 
Trucha Frita, Todo tiene su final - Chao pescao